¿Quieres ser traductor profesional de videojuegos?

9 cosas que deberías saber sobre el sector

¿Estás pensado en dedicarte a la traducción de videojuegos? La traducción de videojuegos está en auge. Bien es cierto que los videojuegos no son ninguna novedad ya, pero la verdad es que los juegos de ahora no tienen comparación con los que se jugaban hace 20 o 30 años; solo hay que ver los trailers de los videojuegos que están a punto de lanzarse, nada que envidiar a Hollywood.

Hoy en día los videojuegos son superproducciones que integran al jugador de una manera nunca vista antes, con un nivel de gráficos y profundidad en historias que no podríamos haber imaginado, y que atraen a millones de personas. Las mejoras en el sector también han hecho que, tanto creadores como usuarios, se sofistiquen, y exijan traducciones y localizaciones de calidad. Todo esto, y de la mano de la profesionalización del sector de la traducción, nos lleva al lógico punto en el que cada vez se buscan más traductores especializados en este sector. Por eso, si bien eres estudiante o traductor profesional y te estás planteando dedicarte a esto, aquí van 9 cosas a deberías saber sobre la traducción de videojuegos:

  1. Tienes que dominar el inglés

El idioma principal con el que se trabaja en el sector es el inglés. Puedes pensar que muchos de los juegos vienen de países asiáticos u otro tipo de mercados, pero la verdad es que lo más probable es que te lleguen en inglés, vengan de donde vengan. Esto se debe a que, generalmente, los creadores del juego traducen primero este al inglés por tres simples razones: la disponibilidad para encontrar traductores partiendo del inglés, la consecuente reducción económica por la alta disponibilidad y la uniformidad en las traducciones.

  1. Ten cuidado con la localización

En la traducción de videojuegos se dan casos de todo tipo. Puede que te encuentres con una historia japonesa que tengas que adecuar a tu mercado local cambiando incluso los nombres de los personajes, y puede que en el mismo caso te exijan mantener ciertas cosas para que la historia siga considerándose japonesa y no salirte del juego, llevándote a situaciones sin sentido, como chistes traducidos literalmente que no te dejen localizar. Hay tipos de juegos como los de plataformas que te permiten localizar más el contenido como otros más temáticos que no. ¿Te imaginas por ejemplo el famosísimo “Grand Theft Auto, San Andreas” localizado completamente para el mercado español? No, ¿verdad?

  1. Hay que saber de todo

Puede que te toque introducirte en un mundo de la edad media, hablar de carreras de coches o que la historia sea futurista o fantástica; en este sentido los videojuegos no ponen límites y, por lo tanto, tienes que saber un poco de todo.

  1. Prepárate para los temas más técnicos

Aunque puede que en muchos casos no seas la persona encargada de estos temas, tendrás que tener unas mínimas nociones básicas sobre los códigos y variables o la localización de software para poder realizar un buen trabajo. Por suerte, hoy en día existen muchísimos cursos dirigidos a este tipo de especializaciones donde aprenderás todo lo que necesitas saber.

  1. Más te vale ser una persona creativa

Para dedicarte a esto tienes que ser una persona creativa. Te va a tocar cambiar textos para que las traducciones encajen con el software, pensar en idiomas o acentos únicos para las diferentes personalidades de los personajes, inventarte chistes, juegos de palabras e incluso palabras que no existen. Vas a meterte en mundos extremadamente ficticios y tu creatividad tendrá que estar a la altura. ¿Te ves capaz?

  1. Tienes que saber trabajar en equipo

Un servicio de traducción para un videojuego no es algo que se haga a solas. Generalmente en este tipo de proyectos participan varios profesionales y se establecen las pautas para la coherencia antes de ponerse a trabajar, por lo que tienes que ser capaz de trabajar en equipo.

  1. Tienen que gustarte los videojuegos

Esto no quiere decir que tengas que tirarte todo el día frente a la pantalla con un mando pegado a la mano. No tienen que ser tu mayor afición, pero sí tienes que conocerlos bien. Es importante jugar a videojuegos de todo tipo (rol, acción, plataformas…) para saber que te va a exigir el trabajo, la terminología que se utiliza y, en definitiva, lo que el usuario quiere.

  1. Puede que tengas que mantener muchos trabajos en secreto

Muchos clientes te exigirán mantener en secreto lo que haces. Ten en cuenta que a veces (y cada vez más), los juegos se lanzan directamente traducidos, por lo que estás trabajando en un juego que todavía nadie ha visto, hay veces en la que ni siquiera tú podrás verlo y tendrás que guiarte por el tráiler o unas pocas imágenes que te pasen para hacerte a la idea del mundo en el que te metes.

  1. Sobre todo, piensa en el jugador

Tienes que tener siempre en cuenta el punto de vista del jugador y ponerte en su papel. Los videojuegos no son como las películas que se consumen de manera pasiva, sino que el usuario toma parte en ellas, y cuanto más integrado se sienta, más le gustará. Por eso, es importante siempre intentar probar los juegos, aunque sea en una demo, y meterte en la historia todo lo posible, solo así conseguirás meter al jugador también.

LOCALIZACIÓN DE CONTENIDOS DIGITALES

TRADUCCIÓN DE DOCUMENTOS (GENERAL O TÉCNICO)

GESTIÓN TERMINOLÓGICA