El doblador profesional, ese gran desconocido

El trabajo del doblador profesional es un misterio, poca gente sabe realmente como funciona este mundillo y no mucha sería capaz de nombrar algún actor o actriz de doblaje. Esto, en gran parte, es porque la misión de un buen doblaje es que no se note, y, por lo tanto, que no se hable mucho del tema podría considerarse síntoma de que está bien hecho. De todos modos, estos profesionales se quejan de la falta de reconocimiento incluso en el propio sector y de ser considerados actores “de segunda”. La realidad es que el proceso de doblaje es largo y laborioso, y exige el trabajo de muchos profesionales para conseguir que tú no notes que están ahí, por lo que hay que reconocerles el mérito. Por ello, hoy queremos explicaros como funciona un proceso de doblaje, ya sea de una película, serie, anuncio o incluso videojuego.

En este camino participan muchos profesionales diferentes que podríamos dividir en tres grupos: por un lado, están los que cualquiera imagina, los actores y actrices, la dirección…; en otro grupo destacaríamos a los lingüistas, los traductores profesionales y revisores que se encargarán de crear el nuevo guion; y por último el equipo técnico, de sonido y de postproducción.

El proceso no siempre empieza del mismo modo, ya que el estudio que se encarga del doblaje puede recibir el contenido en diferentes formas: guiones previos en el que no se encuentran las improvisaciones o frases añadidas durante el rodaje, guiones definitivos con incluso anotaciones sobre los personajes… Por lo que el paso previo será conseguir que el material esté en un formato adecuado para realizar el trabajo, si es que no lo estaba desde el principio. Una vez que se dispone del material, empieza un proceso que hemos resumido en 4 fases:

  1. La traducción

Con los subtítulos en el idioma original, el equipo de traductores profesionales se encarga de traducir todo el texto al nuevo idioma. Hay que entender la traducción en un sentido muy amplio, ya que no se trata solo de traducir el texto frase a frase, sino que los traductores tendrán que tener en cuenta las particularidades de cada personaje en cuanto al lenguaje y adaptarlas al nuevo idioma, así como ser creativos si hace falta ante chistes, dobles sentido o referencias que el texto pueda hacer y que consideren que no se vayan a entender con un nuevo público.

  1. La adaptación

En esta fase el texto ya traducido se adaptará a las imágenes. Hay que tener en cuenta que muchas veces al traducir una frase de un idioma a otro, esta se alarga o acorta considerablemente y esto es un problema para el doblaje, ya que tenemos un tiempo limitado en el que el actor original mueve los labios para meter nuestro texto. Además de la largura, también se harán los cambios necesarios para que el doblaje quede lo más realista posible y la manera de mover los labios “encaje” de la mejor manera con el nuevo texto que se oirá al mismo tiempo.

  1. La grabación

A estas alturas y ya con el texto definitivo empieza la interpretación, que como en todos los ámbitos de esta empieza por elegir a los actores y actrices, ya sea desde la base de datos propia del estudio, mediante castings o de cualquier otro modo. Una vez que ya se han elegido a los intérpretes estos ensayarán y trabajarán con la dirección hasta que esté todo preparado y se grabarán las voces en estudios profesionales con la ayuda de técnicos de sonido.

  1. La postproducción

Ya llegamos al final y es hora de juntarlo todo. El equipo técnico (bajo la supervisión de la dirección) se encargará de editar la pieza, añadiendo las nuevas grabaciones a las imágenes y otros sonidos que se mantienen de la versión original como música o sonidos ambientales para conseguir la versión más realista posible.

 

El eterno debate: doblaje sí, doblaje no

No son pocas las personas que se sitúan en contra del doblaje, argumentando que en este proceso la obra pierde su esencia y que se descuida la verdadera idea de la dirección original. También se dice que la alta calidad de los doblajes en España y que sea una práctica tan extendida (ya que se dobla prácticamente cualquier obra que se quiera comercializar), son las culpables, en parte, del bajo nivel de idiomas de la población, ya que en cierto modo “nos lo han puesto demasiado fácil”. Por otro lado, en cambio, está la gente a favor de los doblajes, las personas que creen que es una manera de expandir la cultura y que sin doblaje muchas obras simplemente no tendrían ningún éxito, ya que leer los subtítulos afecta a la imagen y a la manera de percibir la historia en sí (si quieres saber más sobre cómo se hacen los subtítulos lee nuestro post sobre la traducción audiovisual). Además, muchos argumentan que no en pocas ocasiones el doblador mejora la interpretación del actor original, por lo que, al contrario de devaluar la obra, es capaz incluso, en algunos casos, de engrandecerla. Y tú, ¿Qué opinas sobre el doblaje?

LOCALIZACIÓN DE CONTENIDOS DIGITALES

SERVICIO DE INTERPRETACIÓN

TRADUCCIÓN DE DOCUMENTOS (GENERAL O TÉCNICO)