10 consejos para aprender inglés viendo series

¿Alguna vez has pensado ver una serie en versión original a ver qué pasa? Cada vez más gente saca partido de lo fácil que es hoy en día ver cómo y cuándo queramos nuestras series favoritas para aprender inglés; y es que, hay estudios que demuestran que si nos lo pasamos bien aprendiendo, aprendemos más y mejor.

No queremos decir que con ver series en versión original vayas a aprender un idioma de la noche a la mañana, sin esfuerzo y sin haber pisado nunca una clase o abierto un libro, pero la verdad es que son de gran ayuda, así como escuchar música o leer libros en este nuevo idioma. Como siempre decimos, un idioma no es solo una lista de reglas gramaticales y un glosario sin fin, sino que tiene vida, avanza con la sociedad y esconde mucho más de lo que te encontrarás en los libros. Por ello, si no tienes la posibilidad de hablar con personas nativas en tu entorno o irte al extranjero a convivir con ellas, las series y películas pueden resultar de gran ayuda acercando a tu salón un nuevo idioma. Si te lo estás pensando, aquí van 10 consejos para aprender idiomas desde tu sofá:

  1. Elige bien la serie

Lo primero y más importante es elegir la serie adecuada para que puedas aprender. Busca series con temática cotidiana, así su manera de hablar también lo será. Una serie sobre dragones y guerras puede que tenga un léxico que ni entenderás ni te interesa aprender en un principio. Es importante saber a qué nivel estamos para encontrar una serie que no sea demasiado difícil de entender, pero que nos requiera un esfuerzo para poder aprender. Si de primeras te plantas frente a series policíacas de vocabulario muy técnico, es probable que no te enteres de nada y tires la toalla. Ten en cuenta también los acentos, no es lo mismo ver una serie británica o americana, del mismo modo que no es lo mismo ver una serie española que mexicana.

  1. La duración de cada episodio importa

No empieces con series con capítulos de una hora de primeras, o te cansarás. Empieza con series simples de capítulos de 20 minutos de duración con los que será más fácil cumplir tus objetivos y entender todo un capítulo sin cansarte.

  1. Ten a mano el material necesario

Para intentar entenderlo bien es importante tener cierto material a mano. Llévate al sofá ese diccionario que anda por casa y un cuaderno para buscar las palabras o frases que no entiendas y apuntarlas, probablemente se repetirán durante la serie. También es importante no alejarse mucho del mando y rebobinar cuando no entendamos algo en vez de dejarlo pasar.

  1. Va a exigirte más concentración

No pienses que va a ser como ver una serie cualquiera, va a exigirte más. Si pretendes verla mientras revisas tu Twitter o una revista de reojo, que sepas que no va a funcionar. Ten en cuenta que lo haces para aprender y, aunque sea una manera divertida de hacerlo, exige cierto esfuerzo.

  1. Date tiempo

No te ofusques. Puede que los primeros minutos o incluso los primeros capítulos no te enteres de mucho, pero hay que darse tiempo para que el oído se haga al idioma o a los acentos. No tires la toalla a la primera de cambio.

  1. Pon los subtítulos originales

Aunque tengas la tentación de poner los subtítulos en tu lengua materna, no lo hagas; no le prestarás atención al audio y solo leerás lo de la pantalla. Además, a veces las traducciones no son muy exactas y puede que te líes (para saber más sobre los subtítulos lee nuestro post sobre traducción audiovisual). Tampoco es buena idea ponerlo sin subtítulos. Lo mejor es ponerlos en el idioma del audio para que así también lo veas por escrito, esto ayudará mucho en el aprendizaje cuando no entiendas muy bien lo que oyes y además sabrás como se escriben las cosas.

  1. Empieza por series que ya conoces

Si no tienes muy buen nivel lo mejor es empezar por series que ya conoces. Una buena opción son las típicas comedias con capítulos de 20 minutos. No te aburrirás porque ya te sepas el final, ya que en estos casos no suele ser lo más importante y tampoco es imprescindible seguir el hilo entra capítulo y capítulo.

  1. La música siempre ayuda a la memoria

Si estas dudando entre dos series y en una cantan canciones, a por ella. La música es un buen aliado de la memoria y ayuda a que nos acordemos de las frases. Además, las llevamos en la cabeza mucho más tiempo y si se te pega una canción puede que no se te olvide nunca.

  1. Busca series que estén a tu alcance

Ten en cuenta las herramientas de las que dispones y elige una serie que te resulte fácil ver. Si tienes Netflix, HBO o cualquier otra plataforma tenlo en cuenta y elige una serie de su oferta, así como si tienes algún canal de televisión con series interesantes. No dejes que la dificultad de conseguir los episodios pueda ser una excusa más tarde.

  1. Acompáñalo de estudio tradicional

Aunque menos es nada siempre aprenderás mucho más si lo acompañas de estudio tradicional. Con las series sobre todo harás oído, pero es importante también aprender a escribir y sobre todo soltarte a hablar. Tienes muchísimas opciones, desde apuntarte a clases, hasta unirte a algún grupo informal donde se practique la capacidad oral, o simplemente tomar notas y buscar definiciones, repasar los glosarios o estudiar por tu cuenta.

SERVICIO DE INTERPRETACIÓN

TRADUCCIÓN DE DOCUMENTOS (GENERAL O TÉCNICO)

GESTIÓN TERMINOLÓGICA